CÓDIGO DEONTOLÓGICO PARA FOTOPERIODISTAS

-Representar a los sujetos e historias de manera precisa y
comprensiva.
-Resistirse a ser manipulado/a por oportunidades fotográficas
orquestadas por otros/as colegas o sujetos interesados en
representar una situación de cierta manera.

-No contribuir, alterar, intentar alterar o influenciar los eventos
intencionadamente mientras se fotografía a los sujetos.

-Tratar a todos los sujetos con respeto y dignidad, dando consideración
especial a los sujetos vulnerables y a las víctimas de crímenes o
tragedias.

-Contextualizar las imágenes, evitando estereotipos de personas
individuales y grupos.

-Reconocer y evitar revelar sus propias tendencias en sus imágenes.

-En la edición, conservar un exacto paralelismo con la realidad y
preservar la integridad del contenido y contexto de la imagen.

-No pagar a las fuentes ni a los sujetos ni premiarlos con información o
participación.

-No aceptar regalos, favores o compensación de los que buscan
influenciar la cobertura periodística.

-No sabotear intencionalmente los esfuerzos de otros/as periodistas.

-Denunciar las malas prácticas de cualquier fotoperiodista o medio de
comunicación .

-Asunción de errores. Cualquier error informativo propio deberá ser
rectificado y reconocido públicamente en el menor tiempo posible,
y el/la periodista asumirá las disculpas y responsabilidades a que
hubiera lugar.

-Trabajo remunerado. El/la periodista no deberá aceptar trabajos
no remunerados, salvo colaboraciones excepcionales o tareas de
voluntariado, siempre que no suplan puestos estructurales.

Anuncios